Crónica de cómo conocí a la loca-irreal de Marisol Gasé

Crónica de cómo conocí a la loca-irreal de Marisol Gasé

Por: Daniel S. Valenzuela

CDMX, 7 de octubre. Toda bella voz de radio aparece escondida atrás del micrófono, con el reflector apagado, como el que escucha cuando pone su radio a las dos de la mañana para ver qué se encuentra. Y si bien, yo no me desvelaba para escuchar a Marisol, sabía en qué momento del día y a qué hora estaba esa voz. Así como todas las estrellas de radio que son voces sin rostro, Marisol Gasé era una voz más.

Aparecí en el Espacio X, del Centro Cultural de España, escuchando una conferencia llamada “Estampas de un país y una ciudad que odia a las mujeres”, donde estaban Paloma Castañón de un lado, Mayra Grisel de otro y en medio, moderando, Fernando Rivera Calderón. Me tuve que salir, más por el deber que por el querer, cuando a la mitad de mi huida escuché alarmas y me espanté. En el escenario ella estaba vestida de policía, hablando del susto de todos los presentes por las alarmas de los recientes acontecimientos. Fue la primera vez que la vi.

Tiempo después me dijeron que estaba a cinco minutos de irse y que aceptaba nuestra entrevista. Se sentó en el cómodo sillón y supe que era aquella policía que me asustó.

Marisol Gasé es actriz, locutora, activista, loca-irreal, teatrera y feminista. Hace un sinfín de cosas que van muy ad hoc con los temas del feminismo. Con Las reinas Chulas, con quienes ya lleva más de veinte años, ha participado en muestras escénicas a lo largo y ancho del mundo, donde esboza temas de crítica con humor incluido. En Las Reinas Chulas, por ejemplo, nos contaba que hay una relación de horizontalidad, donde no hay ni jefa, ni directora ni quien sea más arriba o debajo de una. Este trabajo que se logra desde hace muchísimos años, decía Marisol, también tiene otro gran enemigo “(…) que impide que tengamos la libertad, la igualdad o la equidad que buscamos, pero creo que es un trabajo de todas las personas.”

En la radio, por ejemplo, decía que también se ha topado con el machismo, con la desigualdad de sueldos, la desigualdad de horas de trabajo y, que lo que tiene que hacer una misma ante esas situaciones, es “poner límites y seguir visibilizando el asunto en tu entorno.” También nos contó sobre una buena manera de ser feminista y no ser mal visto, o una búsqueda para la igualdad y equidad con las mujeres. Uno de sus compañeros, músico de la obra de teatro “Las miserables”, le dijo a otro chico que lo que tenía que hacer era ver sus privilegios casa, con la novia, en la escuela y como hombre.  Así es como veremos la desigualdad y la inequidad.

En fin, se dijo tanto en tan poco tiempo que sería mejor que ustedes lo escucharan de viva voz.

Recuerda que si quieres ir a ver a Marisol Gasé y a Las Reinas Chulas, están en el teatro bar “El Vicio”, ubicado en Madrid trece, Coyoacán. En donde hacen un show llamado “Las dinosaurias también roban”, todos los viernes y sábados.  O si la quieres ver en la comodidad de tu hogar, en TVUNAM está en un programa llamado “La Hora elástica”, todos los lunes a las ocho y media de la noche. Además de que pronto estará estrenando una obra llamada “¿Qué paso mi mamita querida?” donde colabora con Tito Vasconcelos y en donde se hará referencia a dos grandes actrices de los cincuentas: Bette Davis y Joan Crawford.

Aquí está la entrevista completa con Marisol Gasé, en el marco de Mujeres en el Rock.

 

Share this post