Yo sabía de la violencia… pero no tenía idea de la dimensión

Yo sabía de la violencia… pero no tenía idea de la dimensión

Por: Leydi Cruz & Felipe Castillo

Michelle Bachelet, la alta comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), estuvo de visita en México durante cinco días (del 5 al 9 de abril), este martes brindó la última conferencia de prensa de esta visita oficial en el Centro Cultural de España en México. En este marco, la también ex presidenta de Chile, hizo un recuento de sus actividades a lo largo de la estancia y expresó su consternación por el actual estado de violencia que atraviesa el país.

De acuerdo con lo informado por la Alta Comisionada, ella fue invitada por el presidente electo desde antes de que la administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador tomara posesión. Por esto, la visita oficial se llevó a cabo durante el primer trimestre del sexenio. A este respecto, también subrayó los acuerdos firmados con el gobierno, entre los que destaca la colaboración que establecerá la Oficina de Bachelet para observar la conformación de la Guardia Nacional, con el objetivo de que este nuevo cuerpo de seguridad garantice el respeto a los Derechos Humanos en su tarea de preservar la paz en el país.

Las heridas abiertas en el pasado, que perduran en el presente, deben ser reparadas

Bachelet remarcó que durante la visita tuvo oportunidad de realizar encuentros con organizaciones de la sociedad civil, víctimas de la violencia y representantes de algunas dependencias estatales. Con ello, pudo hacer una evaluación de la situación de los Derechos Humanos en la República. Por lo que expresó algunos temas que encabezan la agenda para el combate de la situación que atraviesa México actualmente: la violencia contra la mujer, la persecución y asesinato de periodistas, la cifra alarmante de desapariciones forzadas y la reparación de todos estos daños.

El contacto con esta realidad y el momento de cambio que se plantea, le recordó a la situación que atravesó Chile hace algunos años, tras la dictadura militar: “Al encontrarme con los familiares de niños desaparecidos, me di cuenta que son los mismos símbolos, son los mismos gritos, son las mismas peticiones de verdad y de justicia, son las mismas canciones. Entonces, en mi país eso sucedió hace muchos años atrás, aunque digamos que tuvo otra lógica. Fue también la vuelta a esos dolores, a eso que nos tocó vivir en mi país. Pero por otro lado en mi país pudimos avanzar, no perfecto pero pudimos avanzar, en las líneas de la verdad, de la justicia, de la reparación, de todo lo que garantice la no repetición de lo sucedido”.

Búsqueda de la inclusión y la justicia

Bachelet también habló de las miles de situaciones en las que los mexicanos han sido víctimas de violación a sus derechos humanos. Destacan como grupos vulnerables, poblaciones indígenas y las mujeres, quienes resultan ser las más afectadas. Las cifras indican que en México existen más de 40,000 desaparecidos y que 9 feminicidios son cometidos al día. Estos datos impactaron de tal forma en la perspectiva personal de la Alta Comisionada, pues más allá de la impresión general de crisis y violencia que generan las noticias de México a nivel internacional, no se tiene una idea clara del tamaño del desastre.

Para concluir, la ex presidenta ratificó la disposición de la ONU-DH para ayudar al gobierno mexicano en la búsqueda de justicia y de verdad. Además de que manifestó la importancia que adquiere la experiencia de la ONU en la resolución de conflictos y en la conformación de mecanismos que garanticen la paz.

 

Share this post