Crónica del festival SUDA

Crónica del festival SUDA

Por: Frida Torres

SUDA se describe a sí mismo como la mezcla de los cuerpos, el choque de caderas; a mí me suena a Seres Unidos Dándole Atabajo. Y es que, ya en serio, es real, porque no sólo se trata de baile, va más allá de eso. El evento demuestra de muchas maneras que somos seres iguales en valor, que no somos más que almas en un cuerpo temporal. Que da igual. Todo es azar. Pudiste ser de cualquier color, forma, tamaño, etc. y aún así debes poder bailar y mostrarte como quieras sin que nadie te ataque.

Todo lo contrario. Si fuiste sabrás de lo que hablo. Perdón por hacer tantas reflexiones respecto al perreo, pero me he vuelto una predicadora porque cambió mi vida. La mejoró. Y me ayudó a liberar mi cuerpo y mi mente, y quiero contarles a todos y todas por qué es así. Si todavía no sucumben a esta mítica danza ancestral, les cuento mi experiencia y a ver si se animan, además, a escuchar la música porque en verdad vale la pena.

Desde antes de asistir sabía que mi favorita iba a ser La Favi, principalmente porque era a la única del line-up, junto con Perreo Pesado, que conocía chido. Imaginen beats y letras para bailar bien puerco pero con una voz preciosa, melódica. Pero bueno, el punto no es hablar de La Favi porque si le doy vuelo a la hilacha le termino escribiendo una novela a esa mujer. Me alegró mucho ver cuántas personas se sabían las canciones, las conocían y les gustaban tanto como a mí. Estoy segura porque varias veces le gritaban cosas bonitas y bailaron con un montón de energía y sentimiento. (Si no la conoces y en este punto todavía no estás escuchándola, te estás tardando).

Al final me dio más razones para que siga siendo mi favorita. Durante el show demostró mucho respeto y dio a conocer su apoyo a quienes vienen desde Honduras: las personas presentes hicieron ruido, porque estaban de acuerdo. Con todo y el corazón hecho chiquito nos puso a bailar duro. Mencionó que eso ayudaba a olvidar un poco, y por un rato, la situación actual. Nos puso a cantar canciones como ‘‘Tú y yo’’, ‘‘Sácame’’ y algunas colaboraciones con Ms Nina Yung Beef. Tanto así que DJ Travieza, que estaba entre el público, subió a compartir el escenario con La Favi en una de las últimas canciones. La Travieza  se deja ver seguido en este tipo de eventos guapachosos y cada vez que hemos coincidido sólo veo cómo la rompe. Si la ven en un line-up no duden en asistir a ese evento.

Después de ella llegó Perreo Pesado para cerrar la jornada de esta fiesta. Siete horas continuas en total de puro sandungueo. ¿Tendría que explicar cómo subió la temperatura cuando la música corrió a cargo de este trío? Si creen que exagero o ya saben qué onda y quieren ir a topar el jale, les recuerdo que pronto estarán celebrando su aniversario así que al tiro.

Todo me pareció acertado, el lugar estaba bien, luces adecuadas para cada show, espacio para bailar, hubo barra libre un par de horas: la noche estaba puesta y la gente dispuesta a ensuciar los tenis y empapar la ropa de sudor. Puedo decir que hasta se tornaba algo romántico si ibas en pareja, como para no despegarse. Empezando con el combo de los proyectos de Baby Bruise, una chica de Saltillo representando al crew de CyberWitches + Washi Hana, otro mexicano que aunque lleva relativamente poco tiempo dándole a la música ha sorprendido mucho como rapero y productor. Incluso tiene su propio sello llamado Memorial Mx.

Otro talento nacional que continuó el guataque fue el proyecto de los Raprimal Boyz, ellos originarios de CDMX. Le tiran a los ritmos urbanos y sí que prenden. Apenas estábamos calentando el cuello para bailar, por la hora no estaba tan lleno el lugar (y sabemos que eso hace que a veces nos dé penita bailar), pero a pesar de esto, fue la mayoría quienes bailaron y se dejaron llevar por este trip entre trap, rap y reggaeton.

Ya con los pies y caderas sueltas tocó el turno de Irreal Veintiuno, una selección inesperada que de alguna u otra forma te ponía a bailar y brincar. En mi caso llegué hasta sacar los pasos de tribal, energía y estrobos combinados. Al final, me faltaba el aire. En realidad este fue el patrón que se siguió repitiendo toda la noche, bailar con todo y descansar poquito porque oye, con eso del frío dan más feas las reumas.

Mc Buseta, un chico de doble nacionalidad: española y brasileña, junta lo mejor de dos mundos. Ahijado de Pxxr Gvng con sabor latinoamericano, fue muy esperado por la gente. Desde que salió se concentraron hacia la zona cercana al escenario y coreaban sus canciones. Es, sin duda, otro talento que está a punto de posicionarse entre tus favoritos si te late este rollo.

Volviendo a los dj sets, llegó el último de ellos, el que dió pie al show de La Favi. Florentino es uno de los productores de BadGyal, un buenazo como pocos, casi casi que te obligaba a bailar. El resto ya se los conté, y si se quedaron con las ganas estén pendientes de las redes sociales de todos estos artistas y por supuesto de todos los colectivos que forman parte de SUDA: Cyber Witches, Derre Tidá, Perreo Millennial, Waco y Distrito Federal. Aunque este festival es una vez al año, a lo largo de los meses y semanas, estos crews sacan algo siempre.

El mejor resumen del Festival SUDA es su propio nombre.

 

Share this post