Sigo oyendo hablar de magia y efectos especiales…

Sigo oyendo hablar de magia y efectos especiales…

Texto: Mónica Ochoa

30 Junio de 2016. Ciudad de México
La banda madrileña Izal visitó por segunda ocasión tierras mexicanas haciendo retumbar las paredes del foro Indie Rocks con su gira Copacabana este pasado jueves 30 de Junio.

Una grata sorpresa que llenó los corazones de los asistentes, y fieles fans, fue el regreso a la capital mexicana de los chicos de Izal.

La cita fue a las 9 de la noche de este jueves 30 de junio en, lo que bien podría llamarse, la guarida hípster: el foro Indie Rocks, en el corazón de la colonia Roma. Un lugar pequeño pero con grandes propuestas.

El foro ya estaba abierto y la gente seguía pasando. Ya pasaditas de las nueve de la noche, entre el característico murmullo de los asistentes quienes esperábamos a la banda principal, en el escenario subieron unos chicos dispuestos a presentarnos su propuesta, hacernos pasar un buen rato y prepararnos para lo que venía. Ellos fueron BETA, un grupo oriundo de la ciudad de Puebla que llegaron,  se instalaron, nos presentaron sus mejores rolas y las más nuevas, como Medusa de su último disco titulado de la misma manera (que por cierto, si tienen curiosidad podrán verlos gratis en la edición de este año de la Semana de las Juventudes). Su música incluía algunos guitarrazos, baterías continuas, poderosos bajos y una voz melódica, un sonido muy característico de la escena rock nacional.

Terminando la banda telonera, subieron los chicos de Izal a probar sonido, la verdad fue un poco desilusionante habernos arruinado la sorpresa de verlos llegar y empezar desde cero. Sin embargo, ya todos – o al menos yo – estábamos impacientes por escucharlos, y así, sin más ni más comenzaron de la mejor manera con Copacabana, nombre de su gira y su nuevo disco. Entraron con fuerza, con sentimiento, con fiesta y corazón. Ya se vaticinaba lo que se venía.

Los chicos de Izal no nos dejaban descansar ni un momento, iban y venían entre sus éxitos y sus canciones más nuevas. Entre guitarras, bajos, baterías y mucha pasión, su música retumbaba en el pequeño lugar llenando de magia y emoción las cabezas de sus seguidores más leales y de, quienes por azares del destino, íbamos a escuchar una banda nueva aquí en México pero con bastante trayectoria en su lugar natal.

Mikel Izal, vocalista, compositor y nuestro guía en este trip musical, no dejó de sorprendernos. La energía que él junto a toda la banda desprendían era fantástica, todos se complementaban, se entendían. La acústica, que al principio no prometía nada bueno, terminó envolviéndonos y las luces cautivándonos.

Más que un concierto parecía una historia musical, Izal se encargó de llevarnos de la mano por cada canción. Desde que nos contaron como es que llegaron a sus manos sus primeros discos producidos por ellos mismos, nos dimos cuenta del porqué de esa gran entrega y pasión en el escenario. Pequeña Gran Revolución cobro un sentido nuevo al saber que su protagonista es una niña que llego a alborotar la vida de nuestro vocalista.  La fiesta no paraba, sacaron un ukulele que reafirma mi teoría: no hay canción mala si hay un ukulele en ella, y si se combina con una buena letra, sale algo así como Tu Continente, sin duda una de las más coreadas por los fans y de las que los nuevos escuchas moríamos por aprender. Y entonces, se atrevieron a dejarnos con Magia y Efectos Especiales y Pánico Práctico, dos canciones que te llenan de emoción de esas que los acordes golpean el pecho, te elevan y te dejan caer. Así se fueron, y nosotros: queriendo más, todos alborotados. Una banda con tanto entusiasmo obviamente no nos podían dejar así y regresaron para cerrar con broche de oro: Que bien, Mujer de Verde y terminar con El baile, complaciéndonos.

Más o menos, se pueden dar una idea de cómo fuimos caminando al lado de la banda, entre emoción, baile y una que otra lagrimita. Debo confesar que yo no conocía a Izal más que un par de canciones y que, definitivamente, sus rolas, ya de por si buenas, no son lo mismo en disco que en vivo, son canciones que para disfrutar tiene que ser allí mismo, delante del escenario porque cobran vida, se vuelven magia.

Sin duda, se agradece que existan grupos así que interpreten su música y que toquen con su público, que se vuelvan locura y que nos hagan decir: valió la pena haber salido en una noche tan lluviosa, fría y quedar con los pies mojados.

Aquí el recorrido musical de esa noche, por si gustan escucharlo:

  1.  Copacabana
    2. Hambre
    3. Jenna Fischer
    4. Prueba y error
    5. Palos de ciego
    6. Piedra invisible
    7. Despedida
    8. Arte moderno
    9. Pequeña gran revolución
    10. Toxica
    11. Tu continente
    12. Agujeros de gusano
    13. Magia y efectos especiales
    14. Pánico práctico

ENCORE
15. Qué bien
16. La mujer de verde
17. El baile

Share this post