Los Rolling Stones al espacio público: Docs Mx clausura su onceava edición

Los Rolling Stones al espacio público: Docs Mx clausura su onceava edición

Ciudad de México, 22 de octubre

Texto: Felipe Castillo/ Fotografías: Emiliano Trujillo y Alondra Reséndiz

 

Terminó, la noche de este sábado en el Foro Lindbergh del Parque México, la decimoprimera edición de Docs Mx (antes Docs DF) el festival internacional de cine documental de la Ciudad de México. En punto de las nueve de la noche una pequeña multitud fue creciendo paulatinamente en espera del documental a proyectarse sobre los Stones, después de un breve video que hizo el recuento de la actividad en Docs Mx.

Antes de que en la pantalla apareciera el conocidísimo logo de los Rolling Stones, Inti Cordera (el director ejecutivo de todo el festival) y Pau Montagud (director artístico) dirigieron a todo el público allí presente unas palabras de agradecimiento. “Porque los documentales nos dicen de lo que hay que preocuparnos, o lo que hay que denunciar; pero también lo que hay que disfrutar” fueron las declaraciones de Inti Cordera quien además expresó su gratitud con toda la gente que acudió a las proyecciones, dijo que a partir del lunes mismo comenzarán a trabajar en la siguiente edición del festival “Para llevarles lo mejor del cine a todos ustedes”. Pau Montagud enfatizó la cuestión de la intervención del espacio público como motivo fundamental del festival. “Los foros, los parques, la Universidad son sitios donde nos reunimos a pensar y discutir”.

El festival de cine documental de la Ciudad de México, Docs Mx, logró realizar 266 proyecciones, 43 estrenos en el país, 2 talleres y numerosos foros de debate y clases magistrales. Con once cedes donde se proyectaron filmes a lo largo de diez días (13 al 22 de octubre) durante prácticamente todo el día, este festival se ha logrado consolidar como una plataforma de exhibición de cine documental de grandes dimensiones e importancia para México. Este año el país invitado fue Alemania, aunque en realidad la oferta internacional resultó ser amplia, y hubo grandes espacios destinados al cine internacional y no sólo mexicano sino latinoamericano.

En punto, pues, de las nueve de la noche en la pantalla se proyectaron finalmente los labios con la lengua de fuera. Y es que, como exhibición de clausura Docs Mx llevó a la noche condesina el documental dirigido por Paul Dugdale titulado: ¡Olé, olé, olé!: un viaje a través de América Latina. Cinta que muestra el recorrido realizado por los Rolling Stones en su gira por Latinoamérica, con un íntimo acercamiento hacia la banda y cada uno de sus integrantes, mezclado con poderosos juegos con la música y la recreación del contexto político. El documental pone al centro también la experiencia obtenida en cada uno de los países por los que la banda cruzó, donde un mosaico de colores y música permitieron a los asistentes de la proyección sentirse en sintonía con lo que la pantalla relataba. La historia se enmarca, hay que decirlo porque es el gran hilo conductor, en el contexto del restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, donde el gran final del documental y de la gira de los Stones (e incluso del propio Docs Mx) se encontró en la Habana, Cuba, sitió que fue testigo (junto con miles de personas) del primer concierto gratuito ofrecido por la banda británica en aquellas tierras caribeñas llenas de historia y cultura.

La última proyección del festival, al aire libre, cerró de igual manera con una propuesta innovadora de los organizadores: la intervención del espacio público y la transformación del documental. Tejer comunidad a partir del cine, porque, como lo apunta Rodolfo Castillo Morales: “El objetivo [de Docs Mx] es sacar el cine de las salas para que, por medio de la experiencia colectiva de juntarnos a ver, discutir, comentar y reflexionar sobre una película hagamos fuerza y creemos una sociedad que participe y concurra en el encuentro de diversas ideas y temáticas”. Una respuesta interesante ante una realidad donde lo que se proyecta en el cine se hace, muchas veces, bajo intereses económicos y de mercado. El cine, forjador de comunidad es, después de todo, una opción altamente disfrutable.

La cinta terminó y en la pantalla sólo quedaron los créditos finales. La gente que estaba sentada, poco a poco se levantó y tomó su rumbo. #TodoEsPosible, el hashtag que identificó al festival se proyectó por última vez ya entradas las once de la noche del sábado 22 en el Foro Lindbergh del Parque México, en la Condesa. El festival, ahora sí, se terminó. Ahora a nosotros no nos queda más que esperar un año para ver a Docs Mx de vuelta en la ciudad y volver a los documentales que son fuente de protesta, organización y alegría.

Share this post