”Perreo no apto para personas tibias”

”Perreo no apto para personas tibias”

Por Frida Torres

 

Si eres un erudito del reggaetón, probablemente DJ Blass te resulte familiar, y si no acá te decimos quién es, pues el pasado viernes 6 de julio, Algarete, The Jangueo y Venenx lo trajeron a la CDMX para perrear hata abajo.

Antes de soltarles quién es DJ Blass, hay que decir que compartieron la tornamesa Pablito Mix, DJ Krizis, DJ Sueño, Alan Rosales y DJ Stones, encargados de hacerte mover las caderas, sudar un poquito y calentar motores para cuando saliera ‘‘El artesano’’. De hecho, casi podríamos afirmar que hubiera estado también DJ Rosa Pistola, pero en este momento se encuentra de gira por Europa.

DJ Blass lleva fácil 20 años dándole al género, él empezó con instrumentos para hacer reggae y dancehall, o sea, al tiempo que Plan B y Sir Speedy ya se estaban dando a conocer, este señor hacía ritmos de reggaeton con sus propias manos, literalmente. Además ha colaborado con los más importantes de la escena mundial como Daddy Yankee, Nicky Jam y Calle 13.


No olvidemos que, aunque los eventos de reggaeton nunca se han dejado de hacer, últimamente hemos podido ver que hay cada vez más, o que son más conocidos; incluso se han estado creando productoras o crews que específicamente se dedican a organizar perreos. Dicho esto, por obvias razones, hay diferentes tipos y lo que se nos ofreció en el Salón Paraíso cumplió la promesa de hacernos llegar hasta el suelo. Al principio, un par de novatas nos intimidamos por el aspecto subterráneo del lugar, pero a la mitad del guateque nos dimos cuenta de que simplemente fue un perreo no apto para personas tibias (o de rodillas débiles): puro clásico del sandungueo sucio fue lo que sonó. Nada falló, todos y todas sabían a lo que iban. Ya al final,  maquillaje corrido, chicos sin playera y la pasarela de Nike AirForce 1 blancos, ya casi grises, fue lo que abundó (yo también llevaba ese modelo de tenis jajaja). Pudimos ver parejas conectadas por el ritmo de la música, coqueteos con la mirada y personas turnándose para bailar sobre la tarima, como debe de ser.

No somos fans de las etiquetas, ni de lejos, pero otra cosa muy bonita fue ver a personas bien distintas sudando por igual, intercambiando fluidos, cantando, bailando y sobre todo respetándose mutuamente.
Ya por último, algo que también estuvo rifado fue la seguridad, así que no le tengan miedo al perreo, lo peor que puede pasar es que lleguen a sus casas arrastrando las piernas de tanto bailar. Si se perdieron este evento estén al pendiente de las redes sociales de Algarete, Venenx y The Jangueo, es una experiencia que tienen que vivir, mínimo una vez en la vida.

Otros crews que le dan recio a esto son 01-800 PERREO, Perreo Millenial, Perreo Pesado y Neo Perreo. 100% recomendado para liberar tu alma.
Esperamos verles en la próxima. Si pueden, lleven rodilleras.

Share this post